04 de diciembre del 2017

PRACTICAMENTE, aunque falten veintisiete días para que concluya, definitivamente, el periodo constitucional del gobierno municipal de Xalapa, el informe correspondiente a este cuarto año de trabajo, satisface, necesariamente, a la ciudadanía de esta capital veracruzana, pues lo hecho por Américo y la comuna que encabeza, esta ahí, a la vista de todos, sin necesidad, quizá, de recurrir a los documentos para cerciorarse de que las cosas, sin duda alguna, se hicieron bien.

 

Y esta no es una sola opinión, de alguna manera, sustentada por el seguimiento que se hizo, durante estos años, a la labor municipal, sino un tanto más por quienes en la calle externan su completa satisfacción de haber elegido a un alcalde joven, con energía, para que surtiera efectos positivos una administración municipal, sino por la serie de reconocimientos que a lo largo del gobierno, se le vinieron haciendo al alcalde Zúñiga Martínez, por haberlo elegido, primero, como el Presidente de la Federación Nacional de Municipios de México, sino porque ahora, al final de su gobierno, se le otorga, de la misma manera, un especial reconocimiento a su trabajo, en el mismo seno de la organización que dirigiera y que le diera fuerza y dirección dentro del ámbito nacional e internacional.

 

Américo, fue justo y preciso, durante su administración y la honestidad personal y la de su equipo de trabajo, aunada a la transparencia en el manejo de los recursos públicos, dio excelentes resultados, al grado de que, finalmente, deja todavía, en las arcas municipales, recursos suficientes para que la nueva administración comience a trabajar desde el principio y no estar a la espera de que en el transcurso de los meses le lleguen las participaciones o los ingresos que pueda tener el municipio, principalmente, por concepto de impuestos prediales y otros más, que bien se sabe, fortalecen las finanzas municipales.

 

Las opiniones son generalizas, en el sentido de que por primera vez, los xalapeños no se equivocaron y que eligieron al funcionario idóneo, al hombre que supo interpretar perfectamente bien las necesidades de la gente y de la propia ciudad, la cual, ahora luce diferente por las remodelaciones que se hicieron al centro histórico y que dejan huella permanente de los esfuerzos realizados por una comuna que también se puso las pilas para trabajar coordinadamente con el alcalde y con todos los funcionarios que fueron, de la misma manera, considerados por el mismo Presidente Municipal, para hacer bien la tarea.

 

El informe de trabajo, que pone Américo Zúñiga Martínez, a la consideración de la población de este municipio, que corresponde a este año, pero de alguna manera, englobado el trabajo general de los cuatro años de gobierno, pone de manifiesto que desde el inicio de la administración, se tomó al toro por los cuernos, como suele decirse comúnmente, cuando no se tiene miedo a los retos de un encargo, como el que recibiera Américo Zúñiga Martínez, hace más de cuatro años, en las elecciones, donde los ciudadanos le dieron el voto de confianza para trabajar por la ciudad y por sus habitantes.

 

Hoy, se pueden palpar los resultados y queda, solamente, la satisfacción, como ya lo hemos señalado, de la propia población que no se equivocó al elegir a Zúñiga Martínez, como alcalde de Xalapa.

 

La obra material, más que política, se ve por todos lados, pues lo mismo en diferentes calles que fueron pavimentadas con concreto hidráulico, que la solución a diversos problemas de la propia ciudadanía, no dejando pasar por alto, toda la obra realizada bajo tierra, que no se ve, pero que hoy se consideran grandes soluciones a los problemas de inundaciones, canalizando las aguas residuales como las de lluvia por grandes túneles denominados colectores pluviales, cuyos proyectos habían sido postergados por anteriores administraciones, en razón de las grandes inversiones que requerían.

 

Pero esto es tan solo un breve comentario de lo que contiene el documento informativo del cuarto informe de gobierno, pues su contenido rebasa, desde luego, cualquier dato que se pueda imaginar, pues la obra material fue amplia, cuidada y aplicada con riguroso estudio de las necesidades más prioritarias de la población.

 

                                                 -----------------------------

 

LOS TIEMPOS POLITICOS VAN definiendo, con mayor precisión, el proceso electoral que tiene su objetivo principal, las elecciones del próximo año.

 

Con antelación, se ha venido haciendo una referencia de los acontecimientos, de las aspiraciones y hasta de las posibilidades de cada uno de los actores que tendrán actividad política de mayor dimensión al comenzar el año que viene. Por ahora, solamente, se ven los adelantos, pero no la confirmación definitiva que tiene que ver con los propios lineamientos de cada partido político, sin dejar a un lado, necesariamente, los tiempos electorales fijados por las leyes que para el caso están determinando el proceso en cuestión.

 

Hay noticias, mientras tanto, que el Frente Ciudadano por México, ha estado generando en los recientes meses, en el sentido, de que ahora sí, ya se están poniendo de acuerdo y que próximamente podría convertirse en coalición y determinar quién de los actores políticos que se encuentran dentro de esta organización política será el candidato a la Presidencia de la República. El asunto tiene su importancia nacional, así como la conveniencia para algunos partidos políticos, como el PRI, que no esta dentro de este Frente, pero que no le convendría que finalmente abortara este proyecto, porque le facilitaría, de alguna manera, su posible triunfo electoral, entendiendo que estos partidos tienen, entre sus propios objetivos ir en contra de la propia amenaza para México, representada por Morena y principalmente, por su posible candidato Andrés Manuel López Obrador, aunque en cierta forma, también tienen el propósito de bloquear al mismo tricolor que con el destape de José Antonio Meade Kuribreña, se sienten amenazados por la fuerza que trae, no tan solo entre la propia militancia priista, sino también en un gran sector de la población panista.

 

Hay mucho por ver, ya no en los próximos meses, sino en los días que vienen, porque, tal y como hemos comentados, los tiempos políticos del proceso electoral que nos ocupa, ya se han aproximada, sobre todo, hacia la justa electoral que definirá una vez más el destino político y administrativo del país.

 

                                               ------------------------------

 

AUNQUE HAYA QUIEN lo quiera ver de otra manera, la verdad de las cosas, es que Anilú Ingran Vallines, Delegada de la Sedesol federal, en Veracruz se esta colando peligrosamente para las demás aspirantes a la Senaduría de la República, posición que de alguna manera y por razón de equidad, le corresponde a las mujeres disputar en este proceso electoral.

 

La funcionaria federal, fundamenta sus aspiraciones en el trabajo de todos los días, sin importar las condiciones en que pueda realizar su tarea, pues todo mundo sabe que su labor ha estado dirigida, de manera primordial, a la gente más necesitada de la entidad veracruzana, más que nada, a todas aquellas familias que por años han estado marginadas y que ella, sin importar los obstáculos que se le presenten, va personalmente y resuelve los problemas directamente.

 

Y es que estas noticias no se han quedado en el ámbito local, sino que han trascendido en el altiplano, donde se valora, en muchos de los casos, a quien de verdad tiene pasión por su trabajo y por los resultados que aporta a la nación, pues en la actualidad se requiere precisamente de gente apasionada por lo que hace y hacer uso, solamente, de la verborrea muy común en tiempos electorales.

 

Anilú, ha incursionado en la política, tal vez, con menos experiencia, pero con resultados positivos, lo que, definitivamente, la pone en los primeros planos del servicio público, para ser tomada en cuenta para esta posibilidad de darle la responsabilidad de su vida política, para lograr el escaño en el Senado.

 

                                              ------------------------------

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.