08 de mayo del 2015

“La de Miguel Ángel Yunes es

una gira de horror y terror”

Joserratón Gutiérrez de Velasco

 

La de dos podría crecer

 

La lucha interna entre priistas por derrumbar la reforma electoral que promovió el gobernador Javier Duarte de Ochoa, de achicar por una sola vez la gubernatura a solo dos tristes y cortos años, no ha terminado.

El argumento que enarboló el gobierno para hacer esta reforma, de ahorrar dinero, no lo creyó nadie, es más, sacando cuentas sale mucho más caro este ensayo para después regresar a las gubernaturas sexenales, que si nos seguimos como vamos.

Pero como se ha comprobado, el asunto no es de centavos. Lo que el gobierno priista pretendía era desplazar a los tres Yunes de la contienda suponiendo que tanto Pepe como Héctor y el mismo Miguel Ángel, Yunes los tres por supuesto, no le entrarían a la de dos dado que sus proyectos consisten en permanecer más tiempo en el poder.

Para lograr esta odisea que requería el visto bueno presidencial, se aguardó el momento oportuno, que Enrique Peña Nieto se descuidara y, adelante, a pedir la autorización. El momento se dio cuando Peña vino a inaugurar una cumbre de negocios en el puerto de Veracruz y, cuando menos lo esperaba, cuando estaba en sus treinta minutos de ausencia terrenal, que aprovecha el gobernador y que le informa que, para armonizar la reforma electoral del estado con la que él había impulsado y logrado en el Congreso federal, se necesitaba la gubernatura de dos años para luego empatar con la próxima elección presidencial y así todos los priistas vivirían muy felices este y el próximo sexenio cuando menos.

Peña, que ya andaba con el copete caído, solo dijo sí, adelante, y que se la dejan Irene.

Ese día, hasta el monumento que le construyeron a Fidel a un costado del Parque Juárez (la enorme nauyaca) estuvo de fiesta, toda la fidelidad festejó el acontecimiento, significaba ni más ni menos que Érick Lagos Hernández o Alberto Silva Ramos, lo más representativo de los “niños de la fidelidad”, llegaría al sillón principal del palacio de gobierno a permanecer ahí dos años cuidando las espaldas de los que se fueron y construyendo la candidatura de otro fidelista para que lo sucediera en el poder.

Bonito, ¿no? Veracruz escriturado por quién sabe cuántos años más a favor de la familia Herrera y sus vasallos.

Con lo que no contaron es que se armarían los madrazos y que la hipótesis de la exclusión automática de los Yunes de la contienda electoral se vendría por tierra de inmediato.

Le picaron la cresta, primero, al panista Miguel Ángel Yunes Linares, quien condenó la reforma, la hizo trizas, dijo que se trataba de un ardid para buscar impunidad de parte de quienes han saqueado al estado y, al mismo tiempo, trataba de garantizar un fidelato, por lo que aun así él lucharía por estar nuevamente en la boleta electoral porque su finalidad era meter a la cárcel a los corruptos comandados por Fidel, empezando por el mismo Tío.

Por su parte, Héctor Yunes Landa, Senador de la República y aspirante al cargo, también se encabronó y que se lanza en busca de la de dos, con un discurso crítico en contra de la administración duartista, lo que le permitió treparse a la cresta de las preferencias electorales y, por si esto fuera poco, el otro Senador priista, José Yunes Zorrilla, declaró que él también iría por la de dos años, haciendo un pacto de unidad con su homólogo Héctor y rompiendo de plano con el gobierno de Javier Duarte, convirtiéndose de inmediato en el crítico más severo de este gobierno y en el candidato idóneo de la clase política priista para la gubernatura de dos.

La lección que podría quedar hasta esta parte de la novela es que, por vez primera en la historia, El Tío falló en el cálculo, que el tiro le salió por la culata y que se metieron en serios aprietos él y sus contlapaches.

La arrogancia y su falta de sensibilidad política, además de su apetito voraz por el dinero, los perdieron, pensaron que los Yunes tirarían la toalla toda vez que una inversión de millones de pesos que requiere una campaña por la gubernatura no la harían, y ellos sí.

Lo que reflejan los estudios de opinión que han mandado a levantar los tres interesados en suceder a Javier Duarte es que un candidato no requiere de mucho dinero para ganar la elección, únicamente con comprometerse a meter al bote a los causantes de los latrocinios en los últimos diez años contra las arcas públicas estatales y del hundimiento de Veracruz, obligándolos a regresar lo robado, es suficiente para arrasar; aunque los fidelianos repartan dinero a manos llenas, los electores ya no están dispuestos a seguir manteniendo en el poder a esa gente.

Vaya dilema, a los Yunes les pusieron una recta de sesenta millas y la están conectando de cuatro esquinas, por eso no sería raro que dieran marcha atrás a la de dos y se la alargue a cinco.

 

Ahued, la congruencia

 

Nuevamente, el diputado local Ricardo Ahued Bardahuil lució la congruencia con que actúa ante hechos importantes. Ayer lamentó el nivel de impunidad que persiste en todas las entidades federativas, que deriva en desvíos millonarios de fondos públicos, no sólo en Veracruz sino en todo el país.

Comentó que a nivel nacional todos los partidos y todos los gobiernos se acusan mutuamente del desvío de fondos o la mala aplicación del dinero que debería ser para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Lamentó que la ley se aplica de manera selectiva y México encabeza la lista de corrupción a nivel mundial, lo que es consecuencia del deficiente trabajo de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) que no detecta irregularidades.

 

Spinoso será su voz en el Congreso

 

En el municipio de Tlapacoyan, el día de ayer el candidato a diputado federal de la coalición PRI-PVEM por el distrito siete con cabecera en Martínez de la Torre, Edgar Spinoso Carrera, dijo que “con unidad generaremos una agenda legislativa diversa que atienda a los nueve municipios del distrito” que intenta representar en el Congreso Federal. Al proyecto de Edgar Spinoso se han sumado voces con distintas ideologías políticas de la región. El candidato plantea cinco ejes legislativos que impulsarán la región: desarrollo económico, salud, educación, infraestructura y empleo.

También propone la gestión del Hospital en Tlapacoyan, la mejora de caminos que conectaran a Misantla con la región  e incentivos fiscales para los patrones que contraten a jóvenes.

Como una solo se impulsarán proyectos desde Landero y Coss hasta Nautla. "Somos un distrito disperso, diverso, pero muy unido, en que se trabaja junto en una misma voz". Edgar Spinoso será la voz de la unidad en el Congreso de la Unión. “Vamos a recobrar la fuerza del distrito, vamos por el campo, a renovar nuestros compromisos en educación , infraestructura y desarrollo social”, dijo.

 

¿Por cuánto me la das?

 

Como la canción de Chico Che, a don Paco Gutiérrez de Velasco le preguntaron “¿por cuánto me la das?”, y la dio, pero no en veinte pesos, no, en una millonada, por eso es  que de momento irrumpe en el escenario político estatal en Boca del Río Fidel Herrera Beltrán, tumba del caballo a  Sergio Pazos de la Torre e impone como candidata del PRI a la diputación federal por el distrito de Veracruz rural a su más leal alumna Carolina Gudiño Corro, de otra manera, si no la tuviera segura, Fidel no hace el numerito.

El caso de Paco Gutiérrez de Velasco es muy parecido, por no decir idéntico, al del "Jefe Diego". En el imaginario colectivo, en el campo electoral y en la percepción ciudadana ha sido minimizado, se ha perdido, ha sido borrado, a tal grado que hasta sus propios asesores del War-Room le llaman ya "El Candidato Poquito o Patito". Y Poquito viene porque desde que estuvo como alcalde en el ayuntamiento de Boca del Río (2005-2007) hizo Poca cosa, Poca Obra, Pocos Apoyos, Poca Infraestructura Urbana, Poco de todo, y ahora en su campaña por el Congreso de la Unión la ha convertido una vez más en Poca Cosa. Pero, eso sí, con una maleta retacada de lana que consiguió merced a sus buenos oficios como comerciante panista de la política.

Por eso, la campaña de Paco Gutiérrez pareciera haber sido una más de las nacidas para perder. Todo indica que la catafixió por un abundante beneficio económico como lo tuvo a manos llenas con Fidel Herrera cuando Poquito fue alcalde (2005-2007) y a su salida (2008-2010), y hasta por anticipado, a cambio de la derrota anunciada el próximo 7 de junio.

 

Reflexión

 

Dice el diputado local independiente de Veracruz por el distrito 30, Renato Tronco Gómez, que el doble que anda buscando no podrá convivir con su familia ni tener relaciones con su esposa. Y nosotros que pensábamos que para eso lo quería, para que lo “ayudara”. Escríbanos a mrossete@yahoo.com.mx formatosiete@gmail.com www.formato7.com/columnistas