11 de agosto del 2017

APARTE, muy aparte, de los grandes problemas económicos y de extrema violencia que tiene la entidad veracruzana, se suma ahora, el fenómeno meteorológico denominado “Franklin”, que desde ayer ha puesto en alerta a todos los veracruzanos, así como a las propias autoridades nacionales, estatales y municipales, pues hasta donde se tenía conocimiento a la hora de redactar esta columna, esta tormenta tropical amenazaba en convertirse en huracán categoría dos, tal y como, en tiempo y forma lo estuvo informando el propio Gobernador del Estado, Miguel Ángel Yunes Linares.

 

Se espera que este día sea de una constante vigilancia del meteoro, tanto por los daños que pudo causar a la entrada a tierra, como por las secuelas que genera, principalmente, en los ríos de respuesta rápida y también por los deslaves, que de acuerdo a la experiencia de años anteriores, son los que causan, junto con las lluvias y los vientos, daños importantes entre la población.

 

El Estado, sin embargo, se estuvo preparando con tiempo con la finalidad de estar debidamente preparados y enfrentar a este fenómeno, que aún con baja intensidad, dejará fuertes cantidades de agua y daños considerables en bienes que conforman el patrimonio de muchas familias, sobre todo, aquellas que viven en zonas de alto riesgo.

 

La federación por su parte, envió a Veracruz, cerca de cuatro mil elementos de las fuerzas castrenses, así como otros grupos de auxilio para poder atender las necesidades que deja este huracán.

 

Conforme ha pasado el tiempo, la cultura de la protección civil, esta favoreciendo al pueblo como al gobierno, pues de esta manera hay, por ahora, mayor atención ante la presencia de una amenazante calamidad que surge sobre las que ya tiene el Estado, por los grandes problemas que esta pasando debido a la inseguridad creciente y al desmedido avance de la violencia.

 

Resulta, pues, lamentable para Veracruz, que un huracán se presente y amenace, definitivamente, la estabilidad y la poca tranquilidad que todavía queda entre la población, después de que todos los días tenemos noticias alarmantes de hechos que cimbran a la entidad veracruzana, y son causa de preocupaciones constantes de los pobladores y del propio gobierno, que aún con todos los esfuerzos que ha hecho y que esta haciendo, ha resultado imposible parar la violencia en todo el Estado.

 

Afortunadamente, la solidaridad de todos los mexicanos, la voluntad de los gobiernos en sus tres esferas de competencia, han creado en los recientes meses un poco de confianza, aunque para los veracruzanos, en lo general, la situación se empeora.

Por eso, la presencia de “Franklin”, en estos tiempos de muchas preocupaciones en toda la entidad, viene a contribuir, como una calamidad más, a los serios problemas que los veracruzanos, tienen que enfrentar todos los días y en todos los minutos, horas y días.

 

Independientemente de las declaraciones de emergencia que haga el gobierno federal, para la aplicación de presupuestos destinados a la reparación de muchos de los daños que pueda causar el huracán que hemos mencionado,  ya es tiempo de que también se vayan destinando recursos, en sumas importantes, para regular la situación económica del Estado, y la de sus pobladores, pues si no hay recursos en el gobierno, como lo hemos estado viendo en los últimos meses, entonces también es la población la que sufre sus consecuencias, en virtud de que la entidad veracruzana, no tiene grandes empresas ni siquiera importantes inversiones que generen empleos y derramen recursos por concepto de remuneraciones a los trabajadores.

 

Así, aunque parezca no ser importante, la presencia del huracán “Franklin”, viene a sumar calamidades al Estado de Veracruz, haciendo que sus habitantes, tengan que esforzarse más para poder enfrentar su poder y daños, así como perder, seguramente, muchos de sus bienes que son patrimonio familiar, así como la desviación de la atención del gobierno del Estado, en atender estos fenómenos cuando, en realidad, se encuentra, también, ocupado en otros menesteres que son necesarios para los veracruzanos, luego de tan corto tiempo de administración gubernamental.

 

Ojalá, que los daños que genera este fenómeno meteorológico, no lleguen a ser tan importantes para la población, pues de otra manera, estaría afectando las prioridades de los veracruzanos, y de las propias autoridades de gobierno.

 

                                                 --------------------------

 

LAS ACTIVIDADES ACADEMICAS se suspenden desde hoy y hasta el próximo lunes, por acuerdo de las autoridades del Estado, derivadas de las instrucciones del propio Consejo General de Protección Civil, con la finalidad de no exponer a los alumnos y maestros que tendrían que acudir a sus centro de trabajo.

 

También la planta nucleoeléctrica de Laguna Verde, informó, desde ayer mismo, que suspendía sus operaciones, con la finalidad de contribuir, más que nada, al fortalecimiento de la cultura de protección civil, porque el fenómeno, aún cuando su impacto en tierra, fuera cercano a estas instalaciones, no afectaría sus funciones, pero es necesario, en este caso, que todos se unan para que la población en general, tome plena conciencia de las acciones de protección ante la presencia de estos fenómenos meteorológicos, que si bien no se presentan normalmente en otros años, es necesario tener presente que son fenómenos de la propia naturaleza y esta actúa, muchas veces, sin aviso.

 

Se destacan, por lo mismo, todas las acciones que otros sectores de la población puedan tomar para evitar mayores consecuencias en las personas, en los bienes y en propio entorno que nos rodea, con la finalidad de preservar la tranquilidad, la seguridad y la vida en general.

 

Desde la federación, se están coordinando todas las acciones de protección civil, en relación con el Estado, y los municipios, para evitar mayores consecuencias y que todo de por resultado, saldo blanco.

 

                                              --------------------------

 

AUN CUANDO LA DIVERSIDAD de partidos políticos participantes en todos los procesos electorales que han tenido lugar en México, las actividades políticas del Partido Revolucionario Institucional, destacan por su importancia.

 

Esta es la razón por la cual, también en este momento, se este generando un huracán político en sus filas, lo que mantiene atentos a las demás organizaciones que operan en este campo en todo el país, y de manera especial en el Estado de Veracruz.

 

Para los ciudadanos veracruzanos, y del país, se esperan grandes cambios en la próxima sucesión presidencial, así como en el cambio de autoridades estatales en Veracruz.

 

De esta manera, y como una forma de preparación para enfrentar estos comicios, es como el partico tricolor, esta tomando acuerdos generales respecto de su participación en el próximo año, más cuando, en las más recientes elecciones, no ha sido beneficiado con grandes cantidades de sufragios.

 

Esta es una preocupación constante de los priistas, por lo que al realizarse su Asamblea General, no deja de llamar la atención de propios y de extraños, por los temas que se encuentran en agenda y por los resultados que pueda arrojar esta confrontación política dentro de su propio seno.

 

Los priistas esperan salir fortalecidos de este encuentro, mientras que el resto de partidos políticos, cruzan los dedos ante la inminente fuerza que esta adquiriendo este partido, que al estar, también en calidad de tormenta tropical, pueda ascender, como “Franklin”, a un verdadero huracán político de categoría dos o tres, cuando menos.

 

                                                   --------------------------

 

Y MAÑANA, aquí nos encontraremos, si otra cosa no sucede.