categoría

11 de mayo del 2015

Si hubiese publicado esto ayer, mi mamá hubiera sacado la chancla, así que para evitarme los catorrazos, mejor me esperé a que fuera seguro hacerlo. Es por eso que hoy, que no es día de las madres, pero que de igual forma debemos celebrarlas, sobre todo a la mía, aquí en ‪#‎DesprotecciónCivil‬ les presentamos las 15 diferencias que existen entre una madre normal y una madre mexicana.

1.- Una madre normal tiene argumentos…
Una madre mexicana no los necesita porque es tu madre… ¡Y te callas!

2.- Una madre normal te pone un ultimatum…
Una madre mexicana te cuenta hasta tres… y si va en serio, le van a importar poco las matemáticas y va a empezar en el dos.

3.- Una madre normal te amenaza con no darte permiso de salir a jugar…
Una madre mexicana te amenaza con poner un reporte en tu contra ante los Santos Reyes.

4.- Una madre normal se esforzará en tranquilizarte después de alguna situación impresionante.
Una madre mexicana te dará un bolillo.

5.- Una madre normal procura que estés bien alimentado…
Una madre mexicana te dará de comer como si no fueras a comer de nuevo en tu vida, te preparará todos tus platillos favoritos y más te vale dejar espacio para el postre. Eso sí, si te llevas sus tópers, se van con “v de vuelta”.

6.- Una madre normal se preocupa…
Una madre mexicana se queda con el Jesús en la boca.

7.- Una madre normal es celosa de sus vástagos…
Una madre mexicana te anda regalando con cualquier extraño después del primer berrinche.

8.- Una madre normal acepta sus errores…
Una madre mexicana te va a echar la culpa y luego te va a regañar. Por eso me ando escondiendo.

9.- Una madre normal se alegra cuando le llamas por teléfono…
Una madre mexicana te reclama cada vez que le llamas… porque nunca le llamas.

10.- Una madre normal investigará si hay algo mal cuando le dices que “la sopa sabe raro”…
Una madre mexicana te va a decir que te dejes de payasadas y te acabes la sopa. Si la sopa en verdad sabía raro y te enfermas, te va a regañar porque seguramente te hizo daño algo que comiste en la calle… luego te va a dar una Sal de Uvas o una Coca.

11.- Una madre normal te hace preguntas esperando respuestas…
Una madre mexicana te hace preguntas esperando que te calles y le respondas.

12.- Una madre normal te reprende por tus travesuras…
Una madre mexicana te lanza esa mirada con una ceja levantada que puede leerse como “Ya valiste madre, pero no te voy a hacer nada ahorita, te voy a tener sufriendo hasta que lleguemos a la casa o, peor aún… hasta que llegue tu papá”… y puede que no te haga nada, pero la pura promesa es buen escarmiento.

13.- Una madre normal te manda a ver al médico cuando te enfermas…
Una madre mexicana te regaña por enfermarte y luego te manda a buscar el VapoRub en el cajón de las medicinas.

14.- Una madre normal te castiga…
Una madre mexicana se va a buscar la chancla.

15.- Una madre normal se enorgullece de ti…
Una madre mexicana no sólo se enorgullece de ti, ¡se enorgullece de ella misma por haber criado un hijo tan perfecto!