categoría

07 de diciembre del 2014

Durante una marcha realizada por la CNTE en el paseo de Reforma, por lo menos 12 personas fueron exhibidas y amarradas, además se les colocó un cartel que decía “infiltrados”.

Estos supuestos infiltrados fueron detenidos en la caseta de la autopista México-Cuernavaca, y estaban pidiendo dinero a nombre de los padres de los normalistas de Ayotzinapa. Según uno de ellos, permanecieron sólo dos días en la caseta y fueron engañados por un hombre.

La marcha fue encabezada por maestros de Guerrero y recorrió del Auditorio Nacional al Ángel de la Independencia.  En esta se lanzaron consignas en contra del gobierno federal y en apoyo a los 43 normalistas desaparecidos.

 

Con información de: Proceso