categoría

20 de febrero del 2015

La Ceremonia Ritual de Voladores es símbolo de identidad para las comunidades practicantes, ejemplo de la sabiduría que habita en el alma de las poblaciones indígenas y patrimonio vivo cuya práctica es permanente.

Durante Cumbre Tajín, a celebrarse del 19 al 23 de marzo, será protagonista y anfitriona en las tres sedes: Parque Temático Takilhsukut, el Pueblo Mágico de Papantla y la zona arqueológica de El Tajín.

Esta tradición ancestral enmarca la amplia oferta del Festival de la Identidad, que cuenta con más de cinco mil actividades con más de siete mil artistas de Veracruz, México y el mundo, entre las cuales se encuentran talleres, ceremonias, conferencias, danza, música, teatro, exposiciones, recorridos y conciertos.

Su origen se sitúa aproximadamente en el año 600 a. C., y se asocia con el culto solar, los ciclos agrícolas, las lluvias y la fertilidad. Durante el vuelo, se trazan 52 vueltas que representan el antiguo calendario cósmico mesoamericano de la renovación del fuego.

Actualmente, gracias al resguardo de los propios danzantes, se practica en los estados de Veracruz, Hidalgo, San Luis Potosí, Puebla, Michoacán y el Distrito Federal, así como en Guatemala y Nicaragua.

El 30 de septiembre de 2009, en Abu Dhabi, Emiratos Árabes Unidos, la Ceremonia fue reconocida por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

Su inscripción en la lista representativa contribuyó a conformar un Plan de Salvaguardia, a partir de la identificación de los factores que atentan contra su preservación y con el fin de reforzar la transmisión generacional, mediante el apoyo de autoridades gubernamentales y de las comunidades participantes.

Asimismo, el Ritual de Voladores está inscrito en el Inventario de Patrimonio Cultural Intangible de México, mantenido por el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Tras el reconocimiento de la Unesco se conformó el Consejo de Voladores, representativo de las organizaciones y grupos de Voladores de la región del Totonacapan, que tiene constante comunicación y coordinación con los voladores teenek, nahuas, quichés mayas, mazahuas y ñañhús.

El organismo, conformado por dos integrantes de cada una de las cuatro asociaciones de Voladores del Totonacapan, se encarga de representar, gestionar, vigilar y hacer cumplir el Plan de Salvaguardia, cuyos ejes son valoración, conservación, transmisión, divulgación, protección e investigación en torno a la Ceremonia.

Como parte de esta estrategia existen cinco escuelas de Niños Voladores, donde más de 300 alumnos aprenden la lengua originaria, además de leyendas, rezos, la forma de confeccionar los trajes y la manera de ejecutar la música y la danza.

Estos espacios son subsidiados por el Centro de las Artes Indígenas (CAI), institución educativa apoyada por el DIF estatal e incluida desde 2012 en la Lista de Mejores Prácticas para la Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por parte de la Unesco.

La Ceremonia incluye un largo proceso que requiere preparación espiritual, mental y física, y que es llamado “corte, arrastre y siembra del palo volador”. En ella se realizan rituales de purificación, perdón, vuelo, fertilidad, permiso para entrar al monte y agradecimientos. Asimismo, la preparación y ejecución del vuelo es guiada mediante sones para la ofrenda y la petición de bendiciones: son de la reverencia, del camino, del perdón, de la invocación y del vuelo.

El rito ha trascendido fronteras al ser presentado en eventos internacionales, como en la inauguración de los XXII Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014, en festivales, congresos y acontecimientos en países como Suiza, Italia, Israel, Chile, Australia, Estados Unidos y España, entre otros.

Esta primavera, los Voladores del Totonacapan compartirán El trayecto de nuestra luz, lema de Cumbre Tajín 2015, impartiendo talleres, pláticas y recorridos en torno al ritual, y recibirán, como cada año, a voladores de distintas latitudes y tradiciones para vestirse con el simbolismo de esta práctica ancestral que busca el equilibrio del cosmos. Para saber más, los interesados pueden ingresar a www.cumbretajin.com.