categoría

29 de octubre del 2014

Un ex ingeniero de Lockheed Martin grabó un video póstumo en el que dice poseer evidencias de la existencia de extraterrestres en el Area 51. Las fotografías que muestra en media hora de entrevista ya han encendido la polémica: ¿son realmente seres de otros mundos?

Como algunos otros antes de él, Boyd Bushman decidió romper un silencio supuestamente impuesto. El hombre, un alto científico de Lockheed Martin, dice haber tenido acceso durante treinta años a material clasificado por el gobierno estadounidense. Este, sería prueba de la llegada de extraterrestres a nuestro planeta.

Periódicos de todo el planeta reproducen una noticia que, de alguna manera, no toma el vuelo que se podría esperar que tenga. Es que, de confirmarse la veracidad de los dichos del difunto Boyd Bushman, ya nada sería lo mismo, al menos dentro del mundo de la ciencia y los misterios.

Bushman falleció el pasado siete de Agosto. Era Ingeniero en Jefe retirado de Lockheed Martin Skunk Works y decidió dejar un video póstumo en el que habla de todo lo que pudo recopilar en sus años de carrera profesional y muestra fotografías de lo que serían Objetos Voladores No Identificados y hasta criaturas de supuesta procedencia extraterrestre. El origen: la famosa y controvertida Área 51.

“La única razón por la cual creo en todo lo que me dijeron es porque mi gente me consiguió, por treinta años, fotografías”, decía Bushman al momento de grabar el video. “No solo fotos simples, sino que les hice encargos siendo un ingeniero importante y ellos me consiguieron fotos realmente cercanas. Por ejemplo un OVNI listo para despegar, tomado de cerca. Lo que me dijeron es que el OVNI está hecho de tres elementos y ninguno es metal. Resulta que estas cosas se levantan y vuelan usando sistemas de antigravedad”.

El video muestra al hombre en una habitación, rodeado por sobres con fotografías y otros documentos que, por sus dichos, habría recopilado por más de treinta años. “Su planeta natal se llama Quintumnia y está a 68 años luz de nosotros. Me sorprendí cuando pregunté qué tan rápido podían llegar desde ese punto y me dijeron que eran unos 45 minutos”, agrega Boyd Bushman con un tono que suena bastante incrédulo. Sin embargo, sostiene que lo que muestra son pruebas irrefutables de la presencia de dos especies de extraterrestres que estarían siendo estudiados en el Área 51, afirmación que concuerda con varias otras historias tejidas en rededor del mismo tema. Los humanoides se ven realmente extraños y tienen un peculiar parecido con la descripción más popular de los supuestos extraterrestres: ojos grandes y rasgados, nariz mínima, cabeza muy grande y agujeros en vez de orejas.

“Son seres de entre 1,20 y 1,50 metros de alto. Ellos (por el Ejército Americano) tienen uno o dos en el Área 51 y cuentan con cerca de los 230 años de edad. Noten que los ojos son distintos a los nuestros —dice mostrando una foto del rostro de uno de estos seres—, la nariz es distinta pero tienen cinco dedos en cada mano, dos ojos… Lo que me extrañó es que pregunté cómo se comunicaban… y me dijeron: es algo así Boyd, digamos que tienes una pregunta en tu mente, entonces entras en una habitación con ellos y de pronto te encuentras con que la respuesta te es dada con tu propia voz. Son capaces de usar tu propia voz con telepatía, para hablarte”.

La historia, lamentablemente, no parece tener una resolución en el corto plazo. Poco se sabe del destino de las fotos y los datos acerca de quien las poseería en la actualidad son cruzados aunque se apunta a la familia. Análisis detallados de las mismas podrían echar un poco de luz a un caso que, de ser real, movería algunos cimientos. Sin embargo, consultando a varios investigadores OVNI de distintos países, incluyendo a uno de los directores de MUFON EEUU, pude encontrar que la sensación general es de severo escepticismo. Incluso alguno se animó a decirme que le parece todo fruto de un burdo montaje.

Como siempre en estos casos particulares, solo resta esperar y ver, aunque el parecido de los alienígenas con unos muñecos muy populares en K-Mart es simplemente desconcertante.

Fuente: Blog Infobae