categoría

18 de marzo del 2015

Xalapa, Ver. Tras el enfrentamiento que se dio la mañana de este miércoles en las instalaciones de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en esta capital, donde incluso se arrojó gas lacrimógeno y se solicitó la intervención de elementos de seguridad pública, la dirigencia estatal quedará acéfala hasta que el senador Manuel Cota Jiménez, quien también es dirigente nacional de la Confederación, tenga a bien tentar una decisión final.

De acuerdo con Fernando Hernández Flores, quien aspira a la dirigencia estatal de la CNC, “a través de la violencia no se va a llegar a ningún acuerdo, por lo que es más que urgente que la dirigencia nacional emita un nombramiento oficial, o por lo menos a un delegado interino, mientras se resuelven los conflictos en el cenecismo veracruzano”.

Cabe mencionar que las instalaciones de la liga de comunidades agrarias de la CNC se mantienen tomadas desde hace poco más de medio año, sin que nadie mueva un dedo y el conflicto por la presunta dirigencia impuesta del diputado local Edgar Díaz, no ha cesado. “Si el senador Manuel Cota Jiménez dice que se quede un delegado al frente de la confederación, se acatará, si él dice que va a ser tal persona, lo acataré y me sumaré”, apuntó.

De acuerdo con el entrevistado, en este momento, ya no hay cabida para buscar que a nivel local se logre un acuerdo, por lo que no solo se necesita la mano firme de Manuel Cota Jiménez. Dejó en claro que es justamente a través de la dirigencia nacional que se deberán aplicar las sanciones en congrega de quienes iniciaron e incitaron a la violencia vivida este miércoles por la mañana. “Se tiene que caminar conforme a los estatutos, la violencia no se ataca con violencia, aquí la conciliación y el diálogo son lo idea, si estas personas ha causado daño a la organización, creo que se deben tomar las medidas pertinentes, y concierne a la dirigencia nacional, tomar cartas en el asunto”, citó.

Admitió que desde la salida de Bertha Hernández, de la dirigencia estatal de la CNC, no se ha logrado consolidar un liderazgo firme y unificado por lo que se necesita ya una decisión irrevocable. “El estado de la confederación es que se mencionaba a dos liderazgos, por eso se busca lograr la conciliación y no el enfrentamiento porque se cae en falta de sensibilidad”, infirió. Añadió que se espera que a través del diálogo, por lo menos se logre acordar que ni habrá más enfrentamientos que pudieran poner incluso en riesgo la vida e integridad física de algún miembro.

“Tenemos que conciliar”, indicó. Finalmente, dijo que él tiene “amigos en todas partes y en todos los bandos”, por lo que en un momento dado, cumple con el perfil y las cartas para poder dirigir a la CNC veracruzana.