categoría

07 de abril del 2015

Alejandro Hernández Cárdenas es odontólogo, trabaja en el laboratorio de Ciencia Forense de Ciudad Juárez y en estos últimos días ha dado la vuelta al mundo. Se trata de la creación de una sustancia la cual permite la rehidratación de cadáveres, esta es una técnica que permite recuperar las características originales de los cuerpos, como si estos estuvieran vivos.

Mediante una bañera con múltiples químicos, los cuerpos son sumergidos para que se realice la rehidratación.

El trabajo del científico comenzó hace  siete años en los laboratorios del Servicio Médico Forense de Ciudad Juárez, donde después de varios experimentos llegó a dar con la fórmula correcta

Con esta técnica se pueden revelar lesiones, devolver órganos internos a un aspecto muy similar al que se tenía cuando la persona aún tenía vida, permitiendo así, revelar las verdaderas causas de muerte y a su vez ayudar a resolver casos criminales y ayudar a policías en sus investigaciones.