categoría

07 de mayo del 2015

Desde las 4 de la mañana de este jueves se registró movimiento policial en la Central de Autobuses de Xalapa. La finalidad era impedir el paso a taxis que no fueran concesionados. Sumado a esto, la empresa colocó cadenas de seguridad.

Esto provocó la inconformidad de los choferes de unidades libres, haciendo que los pasajeros que querían llegar a la central, tuvieran que bajarse en la avenida 20 de Noviembre.

Taxis a los que se les impidió el paso dijeron que la empresa sólo está favoreciendo a una agrupación de choferes por ser “taxis controlados”, es decir, unidades que han pasado por los estándares para poder laborar dentro de la central.

Por su parte, un concesionario, de nombre Francisco (pidió que se omitiera su apellido) explicó las acciones tomadas esta mañana.

El conductor explicó que en las últimas semanas los taxis libres han estado pasando a recoger pasaje sin el permiso correspondiente “llegando incluso a engañar a la gente diciéndoles que los taxis que sí cuentan con permiso, están fuera de servicio, además han clonado los boletos, lo que pone en riesgo a los pasajeros, pues ya no se sabe con qué tipo de chofer se va a topar uno, si uno honrado o un delincuente” declaró.

Explicó que, el dueño de un taxi ‘controlado’, debe someter a su unidad a una inspección minuciosa, que garantice que el vehículo estará en óptimas condiciones tanto mecánicas como estéticas.

“Aparte de esto, cada chofer de cada turno tiene que tomar un curso especial sobre trato al pasajero. También usan un uniforme que consta de pantalón café y camisa blanca. Para garantizar aún más la seguridad del pasajero, si, al llegar a la caseta, les falta el gafete, o no traen el uniforme, o lo que sea, la unidad se "castiga", es decir, no puede llevarse a nadie”.

Declaró que en las últimas semanas, los taxis sin permiso han estado dando un “moche” a los vigilantes para poder llevar gente “las personas creen que están tomando un taxi seguro, cuando no es así” añadió. “Esto sucede generalmente por las noches, cuando es mayor la necesidad del pasajero de tener un taxi seguro, y ha dado pie a que las últimas semanas, casi todas las noches, los taxis que sí traen el permiso correspondiente y cumplen con todos los requisitos hayan tenido problemas con los piratas. Los cuales han llegado hasta a golpear a los permisionarios para quitarles el trabajo”.

Por esta razón, los concesionarios pidieron la intervención de la policía federal (Debido a que CAXA es zona federal).

“Ya si tú quieres tomar tu taxi libre afuera para ahorrarte unos pesos, pues es bajo tu propio riesgo. Entonces, si los taxistas controlados tienen que pagar su permiso de forma anual, tienen que invertir en que su unidad esté siempre bien, en uniforme, en cursos, en gafete, y cuanta cosa,

Es por eso que nuestras unidades cuestan un poco más. Pero ¿Por qué si nosotros tenemos que hacer eso los otros pueden saltarse todo el proceso? Sólo me parece que es gente floja que no quiere realizar todo el proceso para poder trabajar aquí. No me parece bien, es por eso que decidimos hacer algo”.

Alrededor de las 7 am se retiraron los inconformes dejando libre el paso.