categoría

29 de diciembre del 2017

Investigaciones buscan el mejoramiento de las personas con alto consumo, e intentan detener su adicción al tabaco y problemas por fumar.

Los encargados del estudio fueron los investigadores de la Universidad de Rockefeller en Nueva York y el Instituto Nacional de Ciencias Biológicas de China, quienes identificaron cambios químicos específicos en las profundidades del cerebro que ayudan a impulsar la adicción a la nicotina.

Además realizaron experimentos donde pudieron detener estos cambios en ratones y descubrir objetivos potenciales para el desarrollo de fármacos para tratar la dependencia al tabaco.

La nicotina hace que las neuronas liberen variedad de neurotransmisores, incluida la dopamina, que desencadena sensaciones de placer.

Fuente/ Agencias