categoría

19 de mayo del 2017

La desbandada de los militantes priístas en el municipio de Perote continúa debido a que las decisiones del dirigente municipal del tricolor han sido tomadas con la finalidad de favorecer a una minoría y no se ha respetado a los cuadros que tienen ya muchos años dando todo por el partido y hoy solo reciben ingratitud, aseguró Luis Jesús Alcaraz Loranca, quien luego de una trayectoria de muchos años en el PRI, renunció el pasado mes de abril.

 

El ahora expriísta ocupó diversos cargos importantes al interior del partido como por ejemplo Presidente del Frente Juvenil Revolucionario, Presidente de la Comisión Distrital para Procesos Internos, por mencionar algunos, sin embargo dijo que en el reciente proceso interno para elegir al candidato que actualmente compite por la alcaldía de Perote, fue uno más de los muchos militantes del PRI que fue ignorado y desacreditado para imponer un candidato a modo.

 

Las consecuencias de su renuncia al PRI han comenzado a darse, pues de manera reciente fue despedido de manera injustificada de su cargo en el ayuntamiento, ya que además se manifestó para dar a conocer que el actual alcalde del municipio ha incurrido en diversos atropellos a los trabajadores de confianza y está operando los recursos del ayuntamiento para favorecer la campaña del candidato priísta.