categoría

24 de noviembre del 2014

El salsero panameño Rubén Blades, quien tiene aspiraciones presidenciales para 2019 en su país, aseguró este lunes que México está en una descomposición moral cuyas raíces van más allá del narcotráfico, al tiempo que expresó su solidaridad con los 43 estudiantes desaparecidos en Ayotzinapa y sus familias.

"México está sumido en una de las peores crisis institucionales que país alguno haya experimentado, públicamente, en las ultimas décadas", aseguró Blades en su página web (rubenblades.com).

"Lo ocurrido en Ayotzinapa no solo evidencia y describe la descomposición moral, o incapacidad administrativa de unos cuantos funcionarios: más bien aparenta representar la afirmación absoluta de la existencia de una corrupción moral, institucional y cívica que contamina todo", añadió.

El artista panameño acompaña un texto publicado este lunes con una foto en la que se le ve con una camiseta negra en la cual está escrita la leyenda: "Ayotzinapa, faltan 43".

El 26 de septiembre pasado 43 estudiantes de la escuela de maestros de Ayotzinapa (Guerrero) desaparecieron en la ciudad de Iguala, en el estado de Guerrero, tras ser atacados por policías corruptos y narcotraficantes por orden del alcalde local, vinculado al cártel Guerreros Unidos.

Para el músico y político panameño, "no parece suficiente" castigar a los culpables porque la desaparición de los estudiantes "no fue un episodio fortuito (sino) un acto deliberadamente público, donde un alcalde utilizó el poder del Estado mexicano con propósitos evidentemente personales y antidemocráticos".

Lo ocurrido en Ayotzinapa "hace que México, hoy por hoy, parezca un país que no es gobernado por leyes" y "produce la impresión de ser un Estado a la merced de un poder que resulta superior al de un gobierno legítimamente creado" y ante el cual las autoridades tienen "nula capacidad de respuesta", aseguró Blades.

EL artista panameño, autor de "Pedro Navaja", "Decisiones", "Buscando América" o "Patria", comparó además estas desapariciones con otras muchas ocurridas en el tiempo de las dictaduras latinoamericanas, aunque en México los estudiantes "fueron secuestrados y hechos desaparecer bajo un Estado de Derecho".

Blades cree que lo ocurrido en Ayotzinapa puede suceder en otros sitios de la región "si no enfrentamos la descomposición de nuestros sistemas como consecuencia de la corrupción política y civil que afecta a todos nuestros países".