categoría

02 de marzo del 2015

En las caricaturas japonesas, que han cobrado popularidad y suma relevancia en nuestra cultura desde los años 90s, solemos ver escenas que ahora son cliché, ejemplo cuando ven algo excitante, sangran mucho por la nariz. 

 

Una vez que te acostumbras, ya se ve como algo gracioso y esperable. Sin embargo, seguramente te sorprendiste la primera vez que viste alguna de estas escenas, las cuales incluso en muchos casos son auto-parodiadas y exageradas. 


Según el folclore japonés (y la ciencia), la presión sanguínea aumenta cuando vemos a la persona que nos gusta, provocando un sangrado nasal, obviamente en las caricaturas japonesas esto es presentado de manera exagerada. Otros aseguran que dichas escenas hablan de la excitación y el aumento de la presión sanguínea que se da en las partes íntimas de nuestro cuerpo, y que la representan en ese sangrado como "un exceso" para hacerla graciosa. Otros aseguran que representa los fluidos excretados por el cuerpo durante las relaciones sexuales.