categoría

17 de diciembre del 2014

Dos cadenas de salas de cine estadounidenses retiraron la película The Interview de cartelera, tras la amenaza de ataques terroristas que profirieron hackers contra Sony. Los piratas informáticos responsables del ciberataque a Sony Pictures Entertainment amenazaron al estudio con un "11 de setiembre" particular, en un mensaje en el que advierten de que sembrarán el terror en los cines que proyecten la comedia.

"Les recomendamos que mantengan la distancia de esos lugares a esas horas", detalla el mensaje recibido por Sony. La compañía dejará que los propietarios de las salas de cine decidan si quieren o no proyectar la cinta. Carmike Cinemas, la cuarta cadena más importante de Estados Unidos, anunció que retiraría el filme de su cartelera el martes, y este miércoles la secundó Bow Tie Cinemas, la octava cadena en tamaño.

Según Deadline, las otras grandes cadenas (Regal, AMC, Cinemark y Cineplex) podrían anunciar el retiro del filme este miércoles.

Algunos teatros han solicitado que el estudio provea con fuertes medidas de seguridad en los pases para limitar los riesgos. La premiere neoyorquina, prevista para el jueves, también fue cancelada por Sony. Entre 2.000 y 3.000 salas tienen previsto el estreno de la comedia.

Según publicó la revista Variety, las autoridades no han detectado hasta el momento indicios de que exista una amenaza terrorista creíble contra los cines de EE.UU.

¿La provocación?  The Interview,  con James Franco y Seth Rogen, ha motivado protesta formal del gobierno norcoreano, y muchos especulan que fue la causa principal del ataque informático.  AP
The Interview, protagonizada por James Franco y Seth Rogen, hace mofa del régimen norcoreano. AP ampliar
La cinta, protagonizada por Seth Roger y James Franco, hace mofa de Corea del Norte y de su dictador, Kim Jong-un. El régimen norcoreano ha negado relación con el ataque a Sony, aunque considera la película, que se estrena en EE.UU. este 25 de diciembre, un "acto de guerra". El preestreno de la película se realizó el 11 de diciembre, sin altercados.

El ataque a Sony Pictures por parte de este grupo de hackers —que se hacen llamar a sí mismos Guardians of Peace— se llevó a cabo a mediados de noviembre y reveló, entre miles de documentos privados, información personal de varios empleados del estudio.

Fuente: nacion.com