categoría

08 de noviembre del 2017

Los viajeros del futuro podrían salvarse del tráfico si dan resultados los planes de Uber de ofrecer taxis aéreos.

Uber informó que llegó a un acuerdo con la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) para desarrollar un software de control aéreo que administre las rutas de los "taxis voladores" de forma parecida a los servicios de transporte de pasajeros.

El servicio de trasporte por app presentó el bosquejo de una elegante y futurista máquina que espera comenzar a utilizar en vuelos de demostración en Los Ángeles en 2020 y poner en marcha para 2028.

La aeronave funciona con batería, parece una cruza entre un avión pequeño y un helicóptero, con alas y rotores fijos, tiene capacidad para cuatro pasajeros y alcanza velocidades de 322 kilómetros por hora. Fue presentada en una conferencia de tecnología el miércoles en Lisboa, Portugal.

El vehículo está destinado a evitar la congestión vehicular y reducir drásticamente los tiempos de traslado. Uber espera que tarde o temprano este servicio le cueste menos a los viajeros que usar su propio automóvil.

Sin embargo, el esquema aún enfrenta muchos desafíos, incluida la certificación del nuevo vehículo por parte de las autoridades, la capacitación de pilotos y la concepción de sistemas de gestión del tránsito aéreo urbano.

La NASA no estaba disponible de inmediato para comentar sobre el acuerdo. Este mes, dijo que trabajaba con varias empresas, grandes y pequeñas, para desarrollar el mercado emergente para lo que denomina Movilidad Aérea Urbana.