categoría

11 de mayo del 2015

Lenin Torres,  catedrático de la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV), y aspirante a rector de la misma, insistió en que existen vacíos legales dentro de los estatutos, especialmente en lo que se refiere a la renovación de la rectoría.

Luego del fallecimiento de quien fuera rector de la UPAV desde el 2010, Guillermo Héctor Zúñiga Martínez, el catedrático dijo que se encontraron con que en la integración de esta universidad no existe punto alguno que especifique bajo que lineamientos se debería hacer la elección del nuevo titular de la rectoría.

"Particularmente en la elección del nuevo rector hay un vacío legal. Tampoco establece la vigencia de la rectoría y corresponde a la junta de gobierno establecer aquellos criterios", apuntó.

Explicó que a su consideración el proceso debe ser democrático y para que ello sea una realidad será necesario que la junta de gobierno encabezada por el gobernador Javier Duarte de Ochoa, convoque a una elección de toda la comunidad de la UPAV.

El también director de la facultad de ciencias políticas, dijo  que además dentro de la propuesta de trabajo que presentará a la junta de gobierno, contempla diversos puntos como lo es el fijar un salario para los catedráticos de la UPAV, toda vez que dijo que con ello se terminarían los conflictos por los atrasos que hay en los pagos a los profesores.

“Lo que pasa es que actualmente se paga a los catedráticos por como pagan los alumnos, y los alumnos no pagan el cien por ciento, sino que a veces pagan la mitad primero y luego la segunda parte, pues por eso no se paga a tiempo”, apuntó.

 Por otra parte, negó que la UPAV sea una institución educativa con pésima calidad, como mucho se ha dicho a lo largo de los años que lleva en funciones. Incluso insistió en compararle con la Universidad Veracruzana (UV).

En ese sentido, el de la voz sostuvo que también en su propuesta se encuentra la solicitud del i mediano incremento al presupuesto de la universidad popular, pues dijo que actualmente hay poco más de 70 mil alumnos con credencial, y su presupuesto es mínimo comparado con el de la UV, aun cuando sostuvo que dicha Universidad solo tiene 60 mil alumnos.

Explicó que se compara a la UPAV con la UV, porque insistió en que existe la misma calidad educativa, además de que insistió en que los catedráticos no solo están pedagógicamente preparados sino que la mayoría “tenemos doctorados o especialidades”.