categoría

26 de septiembre del 2014

Los compradores del iPhone 6 han descubierto una peculiaridad inesperada en sus nuevos teléfonos: se doblan cuando se colocan en los bolsillos traseros del pantalón, algo que también sucede con otros dispositivos inteligentes.

 

El 'bendgate' (de "bend", doblar), que es el nombre con el que este asunto ha sido bautizado en medios sociales y webs, recuerda al 'antenagate' de 2010, que hacía referencia al diseño de la antena del iPhone 4 que provocaba que las llamadas se interrumpieran.

 

La situación podría ser particularmente preocupante para aquéllos que usan pantalones ajustados, de acuerdo con las informaciones de usuarios que circulan por Facebook y Twitter. La frase "tus pantalones son demasiados ceñidos para tu teléfono" ha recibido cientos de menciones en redes sociales.

 

Al parecer, el teléfono, que tiene una carcasa de aluminio ligero, es más maleable de los esperado, algo que no constituiría un defecto de diseño, afirman los analistas. En cualquier caso, los evaluadores se muestran desconcertados.

 

"Una 'prueba de flexibilidad' no está contemplada dentro de los análisis de fragilidad porque hasta la fecha no habíamos visto un teléfono tan fino como para obtener tal resultado", explican desde SquareTrade, empresa que gestiona las garantías de los usuarios de iPhone. No obstante, adelantaron que programan realizar más pruebas.

 

Ha sido a raíz de la publicación de un vídeo en YouTube de Unbox Therapy, un programa que analiza los dispositivos electrónicos, que la conversación social en torno a la flexibilidad del iPhone 6 se ha disparado. Según Brandwatch, compañía que rastrea y analiza datos de medios sociales, un escaso número de personas había hablado sobre este asunto antes del 22 de septiembre. Sin embargo, tras la emisión del vídeo, las menciones al tema se han disparado.

 

Apple señala que son casos 'excepcionales'

 

Apple, por su parte, afirma haber recibido solo nueve quejas de consumidores y que los problemas han sido "muy excepcionales". "Realizamos rigurosos tests durante todo el proceso de desarrollo", dijo Apple, que defendió las pruebas para comprobar la resistencia de los nuevos aparatos.

 

"iPhone 6 y iPhone 6 Plus cumplen y superan todos nuestros altos estándares de calidad para resistir el uso diario en la vida real", se defendió la compañía basada en Cupertino, California, que destacó la extrema dureza de materiales como el titanio, el acero inoxidable y el aluminio.

 

El iPhone 6 Plus es el iPhone más grande producido por Apple. A pesar del tamaño, es mucho más fino que sus predecesores de pantalla más pequeña.

 

Apple tuvo que paralizar el miércoles la actualización de su sistema operativo iOS 8 después de que muchos usuarios se quejaran de que tras instalarlo habían perdido algunas funciones del teléfono.

 

La compañía afirmó que necesitará varios días para solucionar los problemas. Todo ello ha provocado que las acciones de Apple hayan caído en bolsa.

 

Con información de: Elmundo.es