categoría

18 de abril del 2015

Siendo cuna de civilizaciones y protagonista de los principales eventos políticos y sociales del país, Veracruz celebra el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, preservando y estudiando, en coordinación con el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), todas sus obras arquitectónicas ubicadas en distintos municipios.

 

La conmemoración fue propuesta por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, el 18 de Abril de 1982, y aprobada por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en 1983

 

El objetivo de ello es promover la toma de conciencia acerca de la diversidad del patrimonio cultural de la humanidad, de su vulnerabilidad y de los esfuerzos que se requieren para su protección y conservación.

 

Con 24 monumentos históricos, la entidad ofrece a investigadores, así como a los ciudadanos, sitios que conmemoran acontecimientos relevantes de México y espacios para la recreación cultural.

 

Los municipios que cuentan con estos recintos son Veracruz, Córdoba, Orizaba, Xalapa, Perote, Atzalan, Zozocolco, Zentla, Coxquihui y Álamo Temapache, lugares en los que el INAH vigila, conserva, restaura y difunde el patrimonio.

 

En el puerto jarocho se encuentran: el Baluarte Santiago, la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción, el extemplo del Convento de San Francisco, Edificio de Correos y Telégrafos, Teatro Francisco Javier Clavijero, Palacio Municipal, fuerte de San Juan de Ulúa y la Antigua Capitanía de Puerto.

 

A su vez, en Córdoba, la Parroquia de la Inmaculada Concepción y el Portal Cevallos; mientras que en Orizaba, el exconvento de San José de Gracia, el Templo del Carmen y las iglesias de la Concordia, de Santa Gertrudis y de San Juan de Dios.

 

En Xalapa, la Catedral Metropolitana, el Palacio de Gobierno, la Iglesia del Calvario y el Templo de San José; en Perote, la Fortaleza de San Carlos, y los templos Siglo XVI, en Atzalan; de San Miguel Arcángel, en Zozocolco; de San Mateo, en Coxquihui; de Santiago Apóstol, en Álamo, y de San Jerónimo en Zentla, destacando que este último está considerado como el segundo en construirse en América Latina.