categoría

17 de enero del 2015

El niño Liam Porter, fan de la saga de Star Wars,  residente de Augusta, Georgia en EE.UU., recibió un brazo prostético impreso en 3D de manos de un grupo de otro grupo de amantes de esta franquicia de ciencia ficción conocidos como La Legión 501.

La entrega de este brazo robótico de clone trooper fue orquestada por John Peterson de la organización sin fines de lucro e-Nable, cuyo fin es ayudar a personas de bajos recursos como Liam que necesitan este tipo de extremidades por algún tipo de mal congénito o accidente.

Esta extremidad artificial puede actualizarse con ajustes a lo largo del desarrollo de Liam desde su infancia hasta su adolescencia. El pequeño probó su nuevo brazo prostético por vez primera al tomar un vaso de plástico. Tal acción fue recompensada por aplausos de los asistentes y los medios presentes.

Además, se hizo acreedor a un diploma y un casco de clone trooper que lo convirtieron en miembro de La Legión 501. Esto es una muestra de lo que la tecnología de impresión 3D permite hacer en nuestro presente y de cosas que personas en beneficio de otras pueden hacer. 

 

Fuente: fayerwayer.com